Manifiesto de recapitulación

 

Cumplimos 22 meses desde que nos embarcamos en este proyecto de reciclar, restaurar, reutilizar, rehabilitar o como lo quieran recitar, aquellos residuos sólidos domiciliarios que se acumulan irresponsablemente al interior de la ciudad.

Cumplimos los objetivos, sin denunciar a los responsables, sino más bien crear conciencia de que podemos circular por nuestra ciudad un tanto más limpia, orgullosos por esta condición, agilizando del mismo modo que las autoridades actualicen las ordenanzas que regulan el aseo y ornato de la ciudad, que al día de hoy ya no cumplen su real función.

Cumplimos con este taller artístico de reciclaje y restauraciones, el Callejón Reciclo, intentando todos los días entregar un valor agregado a la basura. Dignificándola al ofrecer productos decorativos y de habitual uso al interior de los hogares, como lámparas, pantallas, juegos, utensilios, separadores de ambiente, muebles en general. En realidad lo que la mente humana puede llegar a alcanzar con humildad, elegancia y buenos términos.

Cumplimos en dar vida a lo que se daba por muerto. Manifestando y discutiendo pacíficamente los conceptos de sustentabilidad, depredación y agotamiento de los recursos, la recuperación de materiales con la participación ciudadana y reflexionar la responsabilidad social y cultural de todos, al transmitir valores relacionados con el hecho de que somos productores de basura.

Cumplimos al desarrollar la creatividad, experimentando con los materiales, dando apertura a la nueva ciencia de la basura como un complemento partícipe de la bioconstrucción y terapia de sanación al admirar la belleza, la elegancia y la unicidad de lo creado.

Cumplimos al trasladar a la práctica, como aprendices que somos, los contenidos de las directrices de la vida en sociedad, logrando una aplicación real de los mismos al programar y distribuir el trabajo, haciendo de la labor en equipo un elemento fundamental para conseguir el éxito de los desafíos asumidos.

Cumplimos en fomentar el desarrollo de la conciencia individual y colectiva respecto del problema de la basura y los efectos que ésta tiene en la vida de los habitantes de una localidad.

Cumplimos al valorar el espacio público como propio, logrando el cuidado la reflexión cultural del aspecto higiénico de las calles, lugares de recreación, trabajo, hogar, etc.

Cumplimos al propiciar el libre pensamiento y la toma de decisiones colectivas como forma de socialización, estableciendo relaciones de respeto mutuo.

Finalmente cumplimos en ser consecuentes en demanda de esta petición, románticos penquistas servidores de la Concepción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: