El que ruge sin auge, nos rige. – manifiesto

La importancia está centrada en la rentabilidad del negocio y no en las personas, ni en el ciudadano; y aún menos en la ciudad.

La ciudad se dispone y distribuye su espacio público para que podamos vivir en sociedad, lamentablemente pasan los años y nos habituamos a reemplazar esta oportunidad por una vida desencantada, personal y centrada en la rentabilidad individual.

Esta angustia, malpaís, descoloca en espacio y tiempo nuestros sentidos por pretender ser rentables al apropiarnos de ese trozo de la torta y olvidarnos que debemos reponerlo, para que otros en el futuro la gusten o por lo menos la desgusten, porque de alguna u otra medida colaboramos al hacernos los desentendidos en este tema y aún más tener que carraspear soberbiamente para pretender ocultar nuestro carácter inconsecuente sin auge.

_________
Undecimo Mandamiento
No transaras con el engaño y pondras todo de tu parte para avanzar en el Bien Común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: