Archivo para manifiestos

Alternativas de Disposición de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD) – Parte 4

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

Aceptación Pública
Independiente de los costos, cualquier servicio público sólo tiene éxito si al público le agrada y lo acepta. Esto es particularmente aplicable a los sistemas de recogidas y tratamientos de residuos, ya que afecta a todos los habitantes de la ciudad. El público quiere, y generalmente exige, servicios rápidos que tal vez se pudieran definir como “mientras más sencillo mejor”.
Es relativamente fácil sustituir un sistema de recogida que exige almacenar los desperdicios alimenticios aparte de los otros residuos por otro que permita almacenarlos juntos. El cambio contrario no es fácil, sin embargo, a no ser que existan circunstancias especiales, como una emergencia nacional, el conseguir que el público cambie un sistema de recogida mixta por uno de recolección por separado es una tarea casi imposible. En realidad, incluso en caso de emergencia nacional se necesita una campaña publicitaria persuasiva para conseguir que el público separe los residuos recuperables de los que no lo son.
El objetivo de los programas de relaciones públicas es crear confianza en las operaciones de tratamientos de residuos y conseguir la aprobación pública. El éxito de estas operaciones depende en gran medida de que el público comprenda la función del tratamiento (sus problemas y los medios que se emplean para resolverlos) y que sepa que se está realizando un esfuerzo real para ofrecer un buen servicio. El éxito depende también de que los funcionarios responsables se de cuenta del deseo público de un buen servicio y de los cambios sociales que se producen en la ciudad.
Es evidente que el obstáculo más grave que hay que salvar al establecer una nueva instalación de tratamiento es conseguir la aceptación pública y el permiso para construir las instalaciones en el lugar elegido. Hay que conseguir permisos de las comisiones de urbanismo y medioambientales (CONAMA), por lo general después de una información pública, y la oposición de los propietarios de los terrenos circundantes que puede ser extrema e incluso violenta.

Anuncios

Alternativas de Disposición de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD) – Parte 3

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

Coordinación de los métodos de recogida y tratamiento de los RSD
Los métodos de recogida influyen en los de tratamiento y viceversa. El costo de recoger los distintos componentes de los RSD por separado (como lo exigen algunos métodos de tratamiento) y el costo de transportar dichos residuos a las instalaciones donde se van a tratar son factores importantes a la hora de decidir que método de tratamiento se va a utilizar. Además, hay que tener en cuenta los inconvenientes de molestias que originan los diferentes métodos de recogida y transporte.
Generalmente las recogidas de residuos por separado son inconvenientes, especialmente para las amas de casa, por lo cual los métodos que corrientemente tienen más aceptación son los que exigen menos recogidas, tanto por comodidad como por economía. No obstante, a veces las recogidas por separado son necesarias por razones operativas, sanitarias y de recuperación. De hecho, alguno de los métodos de tratamiento solamente son prácticos si algunos de los componentes de los residuos esta completamente (o casi completamente) separados de otros tipos de componentes.
Los residuos se pueden separar:
En el origen, por el ama de casa, el comercio, la institución, la industria o el personal de servicio de recogida.
En la instalación de tratamiento, por el personal de servicio de recogida o de tratamiento, o por basureros.
El almacenamiento separado de los diferentes tipos de residuos domiciliarios en el origen presenta evidentes ventajas. En realidad, la separación de los residuos en sus componentes después de que se han almacenado juntos no es a veces ni práctica ni posible. Más importante todavía es el hecho de que el costo de almacenar los residuos por separado es casi nulo en comparación con lo que cuesta separarlos por el personal de recogida o tratamiento. Los gastos de almacenamiento separado en el origen los paga, por supuesto, quien ha producido los residuos, no el municipio, y no se tiene en cuenta al calcular los costos de recogida. Sin embargo, la recogida por separado hace que los costos de recogida sean mayores que los de recogidas combinadas si se hacen con la misma frecuencia. En algunas circunstancias pueden conseguirse ventajas económicas, ya que los residuos no putrescibles pueden recogerse por separado con menos frecuencia que combinados.
Si la separación de residuos por las amas de casas o las empresas ha de ser práctica y bien hecha, las normas para la separación y clasificación tienen que ser razonables. La experiencia ha demostrado que las amas de casa pueden separar los residuos en dos e incluso en tres clases y guardarlos por separado, aunque generalmente sólo después de “educarlas” y covencerlas de la necesidad de hacerlo así, y puede tardarse cinco años en conseguir que el público se someta a un nuevo sistema de separación de residuos, incluso con un buen administrador. Con métodos administrativos mediocres o malos puede no conseguirse nunca.
Independientemente de lo razonable que las normas puedan ser y de la intensidad de la campaña para conseguir que se separen los residuos, nunca se consigue que se cumplan las normas del todo, por lo que resulta necesario volverlos a separar en el punto de tratamiento. Generalmente, mientras más completa es la separación, más eficaz resulta el tratamiento.
La separación de los residuos en el punto de tratamiento se hace así siempre inmediatamente antes de someterlos al tratamiento, bien se haga la separación por medios mecánicos o manuales, o si la separación es completa o incompleta. En las instalaciones de incineración los residuos a separar se depositan generalmente sobre una superficie; en los vertederos sanitarios se depositan en un espacio contiguo al vertedero. Es evidente que si se echan los residuos en depósitos cuando se reciben en la instalación de incineración o se depositan en el vertedero a su llegada, no hay oportunidad para separarlos.
El punto hasta el que se separan los residuos en sus componentes depende en gran medida del costo. Usualmente se tiene alguna latitud respecto al grado de separación necesario para cualquier método y el costo puede ser el factor decisivo. Generalmente la separación total resulta más cara que la separación parcial, pero la economía conseguida con la separación parcial puede quedar anulada por los mayores costos de las operaciones de tratamiento que implica el hecho de no estar los residuos separados por completo.
A la hora de decidir la adopción de un método que exija separar los residuos en el punto de tratamiento hay que calcular los costos del espacio, maquinarias y personal necesario para separar los residuos y tener en cuenta las posibilidades de que el área de separación se infecte de animales indeseables, de que se accidenten los empleados, se averíe la maquinaria, que el aspecto de la instalación se desluzca y se obstaculicen las operaciones de tratamiento.
También es necesario calcular los costos de transporte, que dependen de la distancia, del tipo de camino que tienen que seguir los camiones, de la cantidad de tráfico que encuentren en el camino, de la clase y número de equipos y del número necesario de empleados. Mientras mayor sea la distancia y más tráfico se encuentre, mayores serán los gastos.
Las grandes distancias exigen frecuentemente el empleo de grandes camiones o cambiar de camiones, así como estaciones de transbordo si los residuos se descargan de los camiones en barcazas o en vagones de ferrocarril. El número de empleados varía con el número de camiones utilizados y con la cantidad necesaria de supervisión.
Al calcular el costo total de transporte hay que incluir todos los gastos desde el momento en que se cargan los residuos hasta que se descargan en la instalación de tratamiento, es decir, los gastos de personal y los gastos operativos. (Los gastos de personal no sólo incluyen los sueldos, si no también las atribuciones y beneficios, resueltos según código laboral pertinente, para con el trabajador). Además de los gastos de instalación hay que incluir los costos de capital, la depreciación y mantenimientos de equipos (sus arrendamientos, si los equipos no son de propiedad del recolector). Si alguno de los equipos utilizados para el transporte de residuos se emplea también para otros servicios municipales, sus costos se tienen que prorratear o considerar.
Los equipos especiales pueden disminuir los costos de transporte aunque inicialmente resulten caros. Los camiones especiales pueden cargar a veces los residuos transportados por hasta seis camiones de recogida, disminuyendo el número de camiones para el transporte completo y permite a los camiones de recogida hacer más servicios.

Alternativas de Disposición de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD) – Parte 2

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

Selección y Clasificación de los RSD en los Hogares
Las variaciones diarias, semanales, etc., de las recogidas o recolección de desechos, cuando se hace por separado, reflejan influencia del clima, de las estaciones, de las variaciones y otros factores. Probablemente la influencia principal es el hecho de que las recogidas de desechos se pueden diferir durante un tiempo razonable sin consecuencias sanitarias graves, al contrario de los residuos que contienen restos de alimentos y otros residuos putrescibles. En consecuencia la principal influencia sobre las cantidades entregadas para tratamiento de estos materiales puede ser la necesidad de mantener recogidas periódicas de residuos domésticos (restos de alimentos) y comerciales, mientras que la recogida de desechos solo puede ser de propiedad secundaria. Este efecto puede tener una influencia niveladora, intercalándose las recogidas de desechos entre las recogidas menos abundantes de los residuos sólidos domiciliarios.

Alternativas de Disposición de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD) – Parte 1

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

El Subproducto de Rellenos Sanitarios
El relleno sanitario es un método de excavar y tapar que tiene la ventaja de recuperar calor de los desechos para así generar energía eléctrica o calefacción. Este sistema supone que una vez reunido un determinado volumen de desperdicios en los fosos, que tienen sus paredes impermeabilizadas para evitar que pasen las napas subterráneas, éstos se cubren con tierra o escombros. Pudiendo ser utilizados para áreas verdes o hacer algunas instalaciones que extraigan el biogás a través de los ductos.
El método de relleno sanitario no impide el reciclaje de algunos de los productos que puedan venir en la basura. Se ha intentado recuperar el calor para generar energía eléctrica o para calefacción, pero no se obtienen condiciones económicas convenientes, pues se requiere un manejo cuidadoso en el proceso de biodigestación y existe una falta de criterios científicos para su ubicación, diseño, ejecución, utilización y control.
La concepción de la operación de relleno sanitario lo hace incompatible con el reciclaje en el lugar, por lo que hay dos alternativas: o se organiza a partir de una primera selección y clasificación en los hogares, antes del transporte, o bien se crea un centro de separación en las instalaciones mismas del relleno sanitario o en otro lugar.

Alternativas de Manejo de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD)

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

El progreso tecnológico permanente, la superación de los métodos de fabricación, el crecimiento económico y demográfico y la supuesta mejora del nivel de vida de la población (Capitalismo), ha provocado las modificaciones de los patrones de consumo del hombre moderno, ocasionando un aumento en la cantidad de residuos que se generan en la sociedad. Además, modificaciones sustanciales en su constitución han provocado que el proceso de degradación rápido y eficiente, que realizaba innumerable cantidad de organismos presentes en el medio, se vea frenado o impedido por las nuevas estructuras químicas y físicas de los residuos. Este desequilibrio genera contaminación de los suelos, aire y agua, además de permitir la instalación de focos de enfermedades que puedan afectar a la población.
Otro problema importante es la eficiencia en el servicio de recogida de RSD, la decisión de la ubicación de un vertedero apropiado y apartado de la población y los conflictos con los cartoneros o recolectores informales, por necesidad u oficio sin ninguna regulación, que abren y revisan las bolsas de basura dejando desparramados los desperdicios en las calles, considerando también a los habituales animales que circundan por las calles de nuestra ciudad, gatos, perros, roedores y desde hace algún tiempo gigantescas gaviotas omnívoras, devoradoras de papas fritas con ketchup. Así como vamos el chupacabras no tarda en apropiarse de lo suyo.
En algunos casos los desechos pueden ser utilizados incorporándolos como insumos de otros procesos, ya sea como energía o materias primas auxiliares. En las actividades domesticas y de servicios se generan residuos que pueden adquirir un valor económico; el que esa potencialidad se transforme en beneficio real dependerá del tratamiento que se les dé en el proceso posterior a su generación. Entonces, entre los objetivos de las políticas para gestión estará, por estas razones, el minimizarlos y aprovechar su valor económico.
Las acciones que acompañan el ciclo de vida del residuo urbano son un sistema de manejo, y se ordenan en tres etapas: generación y acumulación, recolección y transporte, y disposición final.
En la gestión de los residuos sólidos urbanos se requiere influir para disminuir su generación, economizar en su transporte y aumentar las alternativas de reciclaje, puesto que cada vez son menos las comunidades dispuestas a aceptar rellenos sanitarios en sus límites, por razones subjetivas y objetivas.
Frente a estas problemáticas es que surgen alternativas de manejo de los residuos sólidos y se reconoce la utilidad de los residuos para producir nuevos bienes al devolverlos al ciclo productivo. Estas alternativas de manejo van ha depender de la característica de los residuos ya sea si son orgánicos o inorgánicos.
Resulta evidente que el problema de la contaminación y los desechos ya no pueden seguir siendo considerado exclusivamente como una carga económica, pues conforma un sector capaz de generar el desarrollo de actividades que por su complejidad e interés se constituyen en factores estimulantes al propio desarrollo, creando un circulo virtuoso de crecimiento que vincula desarrollo tecnológico, producción de bienes de capital, empleo y disminución de contaminantes.
Con humildad y desinteresadamente, quizás sería mejor y justo reconocer nuestros errores frente a este tema y de una vez por todas aterrizar en que si realmente deseamos formar a las nuevas generaciones debemos informarnos, discutirlo, regularlo y practicarlo. Así sea.

Gestión Actual del Servicio de Recolección de los Residuos Solidos Domiciliarios en Concepción (parte 1)

Posted in Reciclaje artístico with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile
La Dirección o Departamento de Aseo y Ornato de la I. Municipalidad de Concepción, ubicada en calle Ejercito nº 1058 de la misma ciudad, cumple la función de administrar los recursos otorgados según presupuesto Municipal, delegando mediante licitación a privados el aseo y ornato de la comuna, así como también supervisar la correcta ejecución de este servicio, según marco normativo vigente.
Como una forma de fundamentar las exigencias que entrega la Resolución Nº 8 del año 1.982, con carácter de Ordenanza, sobre Aseo y Ornato de la ciudad de Concepción, referente a la extracción de basura domiciliaria, es preciso centrar la atención en el cumplimiento de sus artículos relacionados con el comportamiento de los habitantes de cada una de las viviendas.
Es así como se destaca en las Disposiciones Generales de esta ordenanza “La limpieza de las vías públicas”, en su artículo 1º “Se prohibe botar papeles, basura de cualquier tipo y, en general, toda clase de objetos en la vía pública o en cauces de ríos o canales, como asimismo, el vaciamiento o escurrimiento de aguas servidas hacia la calle. Los escombros y otros materiales, sólo podrán depositarse en la vía pública previo permiso municipal. Los papeles y demás desperdicios se deberán depositar en los recipientes instalados con este fin en los distintos lugares de la vía pública”. También se recalca en el artículo 5º , la obligación de los pobladores en mantener el aseo de veredas, bandejones y aceras públicas en todo el frente del predio que ocupan, a la hora y los cuidados que se deben tomar para efectuar esta acción. El artículo 9º insiste que está prohibido quemar papeles, hojas o desperdicios en la vía pública como en sitios eriazos o descampados. El artículo 11º dice que “El barrido de cualquier local comercial o vivienda no podrá efectuarse hacia el exterior, ni depositarse la basura resultante en la acera, cuneta o calzada, sino que deberá depositarse junto a la basura domiciliaria.
El Capítulo 1 de la ordenanza municipal, referente a la “Extracción de basura”, distingue en su artículo 14º que, la Municipalidad o terceros designados por ella, son los encargados de retirar la basura domiciliaria doméstica ya sea la que resulte de la permanencia de las personas en lugares habitados, como los residuos de la vida casera y el producto del aseo diario de los locales. El señor Jefe del Departamento de Aseo y Ornato de la Municipalidad indicará o aprobará el programa y horario para efectuar la extracción de la basura. El artículo 16º menciona los tipos de desechos que no serán retirados por la Municipalidad, estos son: Escombros. Restos de jardinería y poda de árboles, salvo que se trate de pequeñas cantidades. Enseres del hogar o restos de los mismos. Residuos de cualquier tipo que por su tamaño o calidad puedan dañar los equipos compactadores de los vehículos de transporte de basura. Los desperdicios hospitalarios provenientes de atención de enfermos en hospitales, clínicas y establecimientos semejantes (vendas, algodones, gasas, etc.), como asimismo, los resultantes de trabajos de laboratorios biológicos y otros de análoga índole, como asimismo animales muertos, vísceras, etc. También se prohibe, según el artículo 17º , depositar en los recipientes de basura todos aquellos materiales peligrosos, como explosivos, tóxicos, infecciosos, contaminados, corrosivos o cortantes.
El Capítulo 2 da a conocer lo respectivo “Del almacenamiento de la basura domiciliaria”, así su artículo 20º se refiere, a que en edificios o casas de hasta tres pisos de altura, la basura domiciliaria se podrá depositar en recipientes o bolsas que cumplan con las características que se establecen a continuación en el Capítulo 3.
“De los recipientes para la basura”, como se describe en el Capítulo 3 , sólo se considera como depósitos provisorios de basura domiciliaria a bolsas plásticas resistentes y cerradas o recipientes metálicos , de plástico o de caucho, cuya capacidad no exceda los 100 litros y diseño que permita una manipulación cómoda y segura, deberán ser ubicados sobre las aceras, en lugares de fácil acceso para el vehículo que deberá efectuar el retiro. Al depositarse la basura se deberá evitar en todo caso, el escurrimiento o desparramo de la misma. El uso de cajas de cartón, cajones de madera de canastos o envolturas de papel como recipiente de basura, quedan prohibidos. La utilización de contenedores u otro sistema de depósito que acumulen provisoriamente la basura, tendrán cabida sólo con autorización Municipal, previa justificación de ello. Aquellos depósitos para la basura que no cumplan con las exigencias de este capítulo, serán retirados junto con la basura, sin derecho a reclamo.
Por su parte el Capítulo 4 concerniente “De la extracción de la basura domiciliaria”, recuerda a los residentes de las viviendas que deben hacer entrega de la basura domiciliaria, sólo en el momento de pasar el vehículo recolector, en recipientes o bolsas que cumplan con lo establecido en el capítulo 3 y cuyos depósitos deberán guardarse inmediatamente después de vaciados. La basura no podrá desbordar los receptáculos ni podrá botarse en el suelo.
Se incorpora para esta Ordenanza las “Disposiciones finales”, destacando las siguientes. Las bolsas plásticas empleadas para el depósito de basura, descritas en el capítulo 3 , no podrán ser transparentes, pero si resistentes y de un espesor mínimo de 0,05 milímetros.
El uso de bolsas plásticas será obligatorio para el depósito de basura en los siguientes sectores : “Lonco Oriente y Lonco Norte; el sector Pedro de Valdivia, lado oriente, línea ferrocarril, entre Sanders y Víctor Lamas; sector centro, que comprende para estos efectos las calles ubicadas entre Víctor Lamas y Los Carreras, Arturo Prat – Collao y Barrio Universitario, Villa San Pedro y Spring – Hill.”. Existiendo un poder en que la Municipalidad ampliará o restringirá dichos sectores para el uso de bolsas como depósito de basura domiciliaria.
…………………………………………………………
¡Así que con esas bolsas nos vamos!

Ciencia de la Ergonomía o norma de trabajo

Posted in General with tags on diciembre 19, 2011 by Satarrás - Concepción - Chile

“ergon” (griego): Trabajo
“mia” (griego): Norma

La Ergonomía es un campo de conocimientos multidisciplinarios que estudia las características, necesidades, capacidades y habilidades de los seres humanos, analizando aquellos aspectos que afectan al entorno artificial construido por el hombre relacionado directamente con los actos y gestos involucrados en toda actividad de éste.
En todas las aplicaciones su objetivo es común: se trata de adaptar los productos, las tareas, las herramientas, los espacios y el entorno en general a la capacidad y necesidades de las personas, de manera que mejore la eficiencia, seguridad y bienestar de los consumidores, usuarios o trabajadores.
También es la suma de comodidad, eficiencia, productividad, adecuación, etc., de un objeto desde la perspectiva del que lo usa.
La ergonomía es una ciencia en sí misma, que conforma su cuerpo de conocimientos a partir de su experiencia y de una amplia base de información proveniente de ciencias como la psicología, la fisiología, la antropometría, la ingeniería, el diseño y muchas otras.
La fisiología estudia las funciones de los seres humanos; la antropometría trata de las proporciones y medidas del cuerpo humano; la psicología analiza el sentir de una persona o pueblo y que es parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones; la ingeniería busca en el conjunto de conocimientos y técnicas que permiten aplicar el saber científico a la utilización de la materia y de las fuentes de energía, mediante invenciones y construcciones útiles para el ser humano.
El planteamiento ergonómico consiste en diseñar los productos y los trabajos de manera de adaptar éstos a las personas y no al contrario.
La lógica que utiliza la ergonomía se basa en lo evidente, de que las personas son más importantes que los objetos o que los procesos productivos; por tanto, en aquellos casos en los que se plantee cualquier tipo de conflicto de intereses entre personas y cosas, deben prevalecer los de las personas.
Los principios ergonómicos se fundamentan en que el diseño de productos o de trabajos debe enfocarse a partir del conocimiento de cuáles son las capacidades y habilidades, así como las limitaciones de las personas (consideradas como usuarios o trabajadores, respectivamente), diseñando los elementos que éstos utilizan teniendo en cuenta estas características.

Ergonomía del producto
El objetivo de este ámbito son los consumidores, usuarios y las caracteristicas del contexto en el cual el producto es usado. El estudio de los factores ergonómicos en los productos, busca crear o adaptar productos y elementos de uso cotidiano o específico de manera que se adapten a las características de las personas que los van a usar. Es decir la ergonomía es transversal, pero no a todos los productos, sino a los usuarios de dicho producto.
El diseño ergonómico de productos trata de buscar que éstos sean: eficientes en su uso, seguros, que contribuyan a mejorar la productividad sin generar patologias en el humano, que en la configuración de su forma indiquen su modo de uso, etc.